Algunos beneficios observables de los BioCeles

Hemos observado algunos beneficios en varios casos que hemos tenido un seguimiento de los pacientes. Todos los casos han recibido un BioCeles en cuello, un collar. Después de unos días hemos preguntado a los pacientes que se lo han colocado y todos han mejorado. Los casos hasta ahora observables son:

CASO 1: Mujer de 63 años, problemas de acufenos en el oído derecho. El acufeno es la experiencia de percibir un sonido de forma pursatil o continua sin ningún tipo de agente externo que lo produzca, normalmente se debe a una irritación de los nervios que inervan la parte interna del oído por diferentes causas. Según nos comenta la paciente, se fueron de forma inmediata. Una semana después no había vuelto a aparecer.

CASO 2: Mujer de 61 años, problemas de vértigos. Antes de la colocación del BioCeles, no se valoró el orígen del vértigo, no obstante, parece ser que no era del oído por su sintomatología, pudiendo deberse a un tipo de compromiso vertebral o el estrés. En cualquier caso, la paciente dejó de padecer el vértigo. El vértigo era leve antes de colocarse el BioCeles.

CASO 3: Mujer de 17 años, problemas de insomnio. Ya se habían observado casos en que mejoraba la calidad del sueño con el BioCeles. En este caso la paciente no parece tener ningún problema de salud, únicamente comentó que la calidad del sueño había mejorado. Que dormía más y se levantaba con más energía.

(Sospechamos que en estos 3 casos, el BioCeles en el cuello fue la mejor elección, dado que por su posición, incidía su efecto beneficioso sobre cerebelo y el inicio de la médula espinal... En ningún caso aparecieron efectos secundarios adversos, parece que todo lo contrario: mejoría en el aspecto, mayor luminosidad y mejor humor...  seguiremos actualizando los casos para una mayor comprensión del trabajo de los BioCeles.)