BioCele como remedio para la hipersensibilidad eletromagnética.



La contaminación electromagnética ha aumentado en cuestión de 30 años varios millones de veces: wifi, antenas de telefonía móvil, móviles, transformadores, teléfonos inhalambricos...
También en cuestión de pocos años, ha aparecido un enorme número de personas con hipersensibilidad electromagnética, personas que sometidas a los campos electromagnéticas sufren un gran número de dolencias y molestias (insomnio, cefalea y migrañas, fatiga, indigestión, ansiedad,....). Que haya personas más sensibles a otras no quiere decir que la contaminación electromagnética únicamente afecte a las primeras, nos afecta a todos en mayor o menor medida. Y mientras las investigaciones se van llevando a cabo, mientras se ponen de acuerdo en los límites de exposición y mientras se depuran los conflictos de intereses de las grandes multinacionales de la comunicación, otros organismo serios alertan de los efectos nefastos sobre la salud. De hecho, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer ha clasificado los campos electromagnéticos producidos por los teléfonos móviles como posiblemente carcinógenos para los seres humanos. 

Los Osciladores Celulares de Lakhovsky (BioCeles), pueden ser un gran protector de campos electromagnéticos. Os lo enseñamos con un simple ejemplo: colocamos un medidor de campos electromagnéticos cerca de un enchufe, con unos valores entorno a los  1500 V/m*, después de acercar el BioCele la medida que obtenemos es entorno a los 0 V/m f.

Medición del campo electromagnético sin BioCele.

Medición del campo electromagnético con BioCele.





*V/m es la medida del campo eléctrico.